sábado, 4 de enero de 2014

 

año-nuevo-2014

Iniciamos un nuevo año, un nuevo ciclo para la numerología, acompañado de una una energía distinta y nueva al anterior. En el cual viviremos sintonizados con esta conciencia energética durante este año 2014.

Todos los años, realizo esta Predicción Numerológica, para que todos conozcamos cómo se manifiestan los números y sus energías en el nuevo año que iniciamos. Saber sus luces y sombras que poseen para conectarnos conscientemente con la energía que nos acompañará a lo largo del ciclo. Haremos un recorrido analizando, explicando y describiendo qué tipos de acontecimientos y procesos vamos a vivir de manera individual y colectiva.
Siempre vamos a tener el poder de la intensión y del pensamiento, de poder mejorar, cambiar y resolver aquellos obstáculos o desafíos que se presenten en nuestro camino. Confiar en nosotros mismo es el indicador perfecto para saber qué hacer y decidir en ese instante.

La Predicción Numerológica de divide en dos partes, la primera veremos el desarrollo del año 2014 en sus números y los acontecimientos que lo contienen a nivel global, como año calendario.
La segunda parte, analizaré a la República Argentina con sus tránsitos numéricos y luego un desarrollo de la Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en un año 2014 que será bisagra en su trayectoria política.

Comencemos con el desarrollo de los números a través de la Numerología, este año calendario es 2014 que si sumamos los cuatro números entre sí (2+0+1+4) no da un resultado final 7.
Ahora bien, en el milenio que comenzamos hace varios años, el año lo separamos al medio o lo partimos en dos partes. De la siguiente manera: 20 y 14. Ahora si sumamos estos dobles dígitos, 20+14, nos da un 34, que si a este número lo sumamos entre sí, 3+4=7.
Obtenemos un resultado final 7, en ambos cálculos y es correcto. Pero uno de ello vamos a desarrollarlo con detalle más adelante.

Entonces, este año 2014, transitaremos un vibración o energía número 7. Este número, tan mágico y divino que es en su simbología y en su esencia, representa la conciencia de la sabiduría, la mirada interna y profunda alcanzando la introspección personal, la conexión con lo filosófico, místico o religioso. Por otro lado, representa este número, la necesidad de estar en soledad y en silencio contemplando el vacío y lo que esto simboliza en nuestro interior. También, se hace presente la tendencia del aislamiento del mundo exterior adoptando una postura de repliegue hacia uno mismo, en búsqueda de lo místico o divino que hay en mi es lo que hace que busque en lo superior, en lo que es invisible a los ojos, pero que me hace sentir que “algo” hay o existe más allá de mi.

Un año donde donde el número 7 nos conecta con el aspecto de uno que es impersonal, abstracto, mágico y espiritual. La energía nos conducirá por caminos y momentos vinculados con nosotros mismo, buscando la verdadera esencia o sentimiento que tenemos dentro nuestro.
Será un año para reflexionar profundamente y estar en contacto con nuestro mundo interno, en paz y en tranquilidad, sin que del exterior exista un factor que rompa o corte ese momento tan sagrado que necesitaremos tener y estar.

Sentiremos la necesidad de hablar poco, usar poco las palabras o discursos vacíos, y sí conectarnos con el silencio y nuestras pausas. Allí sentiremos que es el “espacio” que necesitamos para buscar o explorar un mundo interno que es invisible e intangible, pero que es muy rico, abundante y pleno de ser y vibrar. Es el espacio donde se encuentra y vive nuestra alma que nos guiará, durante el 2014, por caminos, experiencias, personas y lugares que jamás antes pensábamos vivir.

Nuestro Ser o Alma estará en contacto con nosotros de una manera más directa y espontánea, porque ella necesitará manifestarse plenamente para abrir nuestros sentidos al máximo y percibir la vida como necesitamos transitarla verdaderamente.
Algunos, este 7, los golpeará de manera inesperada e intensa en estados de soledad y depresión por sostener una estructura o modelo de vida que ya no es más necesaria y saludable para estos tiempos. Dicha soledad o depresión será para darse cuenta que el formato de vida adoptada es nociva y negativa para el alma, que la desconecta del proceso evolutivo y la separa de la Fuente Universal, dominada por el Ego materialista, individualista y egocéntrico retroalimentado por lo mundano y terrenal.

Un año nuevo donde las sombras alojadas de nuestro interior serán iluminadas y expulsadas como demonios hacia el exterior, y a otros se las arrancarán con tanta fuerza, que será mejor rendirse que resistirse a esta energía Divina y Celestial.
El número 7 es el número que tiene mucha relación con el Cielo, relacionado a los 7 Arcángeles y los 7 cielos, las 7 notas musicales y los 7 colores del Arco Iris. Es un dígito que alberga y contiene mucha simbología y arquetipos que durante este año se pondrán de acción y se activarán en nosotros mismos, disparando muchas sensaciones y acontecimientos de vida fuerte. Todo será para sanarnos y transformarnos, la energía se ocupará de ingresar y sacar lo que ya no es necesario…
 

En el nuevo año 2014, la energía que nos regirá será distinta al período anterior, sobre todo en el pasaje de una vibración maestra 33/6 en el 2013, a la siguiente vibración 7 que tendremos en el 2014, es pasaje y cambio fuerte de números dispares se hará sentir en los primeros tres meses del año. Lo viviremos como un sacudón bien fuerte, como andar en auto con el cambio a quinta, rápido, y querer pasar a segunda de manera repentina. Esa sensación de velocidad y movimiento que le pasa al automóvil es lo que sentiremos nosotros durante los primeros meses. Entonces…¡¡¡Atención y cuidado!!!

Sin embargo, este año será un año para planificar viajes largos porque representa desplazamientos con grandes distancias. Pero viajes al fin, para aquellos amantes de los viajes. Muchos de ellos estarán vinculados a “Viajes para el Alma”, visitar lugares del planeta sagrados y con mucha energía o cultura que necesitemos conocer y vivenciar lo que nuestra alma nos pide a gritos hacer.
Planificar y proyectarlos en el tiempo y espacio será altamente gratificantes, y otros viajes, se darán de manera rápida y urgente por la necesidad desesperada de hacer un freno al malestar interno que viviremos y al nivel de stress en el que estamos inmerso.

Sea de la manera que fuere, es hacerlo a consciencia y lanzarse a la aventura que el alma pide, es sabia y nos guiará aunque no tengas bien definido el camino y el destino a llegar. Sólo saltar y dejarse caer en el vacío mismo, que en él estará la nada…y que estaremos a salvo.

Los acontecimientos importantes que podrán surgir en este año 2014 serán las grandes investigaciones descubiertas con resultados importantes y beneficiosos para todos. Premios y distinciones internacionales a científicos, escritores, filósofos, autores de novelas y personalidades de las artes dramáticas. Los reconocimientos por su labor, esfuerzo y estudio serán premiados y reconocidos a lo largo y ancho del planeta. Es un numero que aporta seriedad y éxito.
Como también el comienzo de investigaciones o estudios importantes para el descubrimiento de enfermedades, medicamentos o comportamientos de determinados agentes, virus, bacterias, o bien nuevas tecnologías que nos ayuden y aporten usos correctos en nuestras vidas.

Todo tipo de investigación que desean hacer o desarrollar en este año, será muy bien aspectada y guiada porque es el número que la representa. Estudios espirituales, filosóficos y religiosos, como también de metafísica o física cuántica, serán muy bien regidos por este número 7 que aporta el nivel de sabiduría y de nivel intelectual necesario para poder encararlos.

Además, este número 7, tan maravilloso para mi, que su energía hará que cada persona despierte a su manera desde lo espiritual o filosófico, su conciencia y su mirada al mundo y a la vida misma. Será un año de grandes movilizaciones internas, todas ellas para crecer, transformarse y dejar el viejo formato de vida impregnado de mandatos, ideales y prejuicios.
Nos hará sentir que la vida que tenemos nos aburre, no nos motiva y que necesitamos oxigenarnos el alma para poder sentir que tipo de vida queremos tener, vivir y disfrutar de aquí en adelante.
Sugiero con humildad, que se conecten con las emociones y sentimientos y no quieran tapar o disimular más nada, porque estas sensaciones podrán conducirlos a estados depresivos y de gran soledad y tristeza. Los cuales podrán ser “tormentas emocionales largas” y con un alto costo personal… Su decisión será determinante y la responsabilidad será solamente de ustedes.
El Cielo dará oportunidades para accionar, pero arremete con su Justicia Divina implacable.

A nivel político y social, veremos durante este ciclo 2014 personalidades y personajes de este ambiente que pasen de la libertad al encierro mismo, el encierro en prisión por causas en la justicia que se definen a través de fallos y pruebas contundentes que los ponen en aprietos. La Justicia del Cielo es la acciona sobre aquellas personajes políticos que han hecho abuso y mal uso del poder, del dinero, que han jugado con la corrupción y con los intereses económicos personales en su beneficio propio.
Saldrán muchas mentiras, escondidas por mucho tiempo, a la luz  de manera escandalosa y mediática lo cual nos dejará mudos y en silencio por el shock que estas nos generarán.

A nivel judicial, este número 7, hará sacudir y tambalear los principios y pilares del Derecho Romano y del Derecho mismo. Porque lo que pide esta energía es un gran replanteo, reformulaciones y modificaciones de en los Códigos establecidos debido al cambio del Paradigma Social y Cultural que las sociedades están viviendo y atravesando. Todo será debatible, cuestionado y criticado porque en las personas están empezando a “pensarse y vivirse” desde otra forma y necesidad personal, como también colectiva.
Es el cambio de la Consciencia Humana lo que hace que empecemos a dudar de todo y a perder la credibilidad de lo “seguro”, como antes nos habían influenciado en los discursos.
Se harán modificaciones de los Códigos del Derecho, de la metodología de juzgamientos y penas nuevas o más severas, porque la sociedad las reclama y la exige de manera inmediata.

A nivel religioso, las palabras y los mensajes de los representantes de la las distintas religiones cobrarán fuerza en las psiques de las personas. Dejarán huellas en el mundo con mensajes que marcarán el nuevo rumbo de la humanidad, con los valores y los ideales nuevos para estos tiempos.
Posiblemente, bajo esta energía celestial, tengamos alguna aparición o mensaje de la Virgen para nosotros; o del mismo Jesús, en alguna parte del mundo, lo cual será de mucha importancia porque anunciará algún acontecimientos importante que viviremos como humanidad.
Estamos lastimando al planeta y entre nosotros mismo, y esto será de un costo importante a saldar por parte de nosotros. La energía del sufrimientos, del dolor y de la codicia está muy encarnada en el Ego de las personas. Lo cual, esta energía arremeterá con toda su fuerza desplazándola del camino con la fuerza de un rayo de luz blanco.

Por lo tanto, en este año 2014 acompañado de la energía 7 será un año donde toda la humanidad estaremos con cambios internos a nivel emocional, mental y espiritual. Buscaremos, como Alquimistas, el Oro interior para poder hacer nuestro proceso alquímico personal con nuestros elementos y recursos internos, a nuestro tiempo y con mucha dedicación y constancia. Será muy necesario transitar por esta experiencia porque la energía lo exige y no podemos mirar al costado, será más doloroso y oscuro el caminar…
Explorarnos, descubrirnos, sentirnos, conectarnos y por sobre todo, sostenernos durante este año. Tarea que será de mucha fuerza y exigencia, pero que al final del año veremos nuestro Oro interior brillante, pulido y con toda la luz que se merece lucir para el afuera.
Necesitaremos estar presente en mente y espíritu para realizar este proceso personal y colectivo, de lo contrario, no será proceso al fin.

Entonces, emprendamos vuelo interior junto con nuestra Alma, que ella nos conducirá por los senderos de la luz y el verdadero camino que ella necesita transitar, para no vivir separados y peleados con nosotros mismo.
El número 7, regente del Cielo sobre la Tierra, nos tomará y nos llevará al Cielo que nos corresponda estar y vivir, por Ley de Correspondencia.
Decretemos que este 2014 es nuestro año personal para transformarnos y sanarnos junto con nuestra Alma!

 

Alejandro R. Beato
Numerólogo
Maestro en Registros Akáshicos
Maestro en Reiki Usui
Maestro de Aqualead